Photo by Joi, CC BY 2.0.

La Fundación Wikimedia está profundamente entristecida por la noticia de la muerte de Bassel Khartabil -también conocido como Bassel Safadi-, miembro de la comunidad de Wikimedia y activista por la cultura abierta. Nuestro corazón está con su familia, sus amigos y amigas, y comunidades a las que perteneció alrededor del mundo.

Bassel fue detenido por el gobierno sirio el 15 de marzo de 2012, como parte de las detenciones tras el primer aniversario de la fase de insurrección civil de la Guerra Civil Siria. Fue desaparecido forzadamente en octubre de 2015, cuando fue trasladado de la prisión de Damasco en donde estaba detenido. Sostuvimos la esperanza de que Bassel estuviera seguro y pudiera ser liberado por sus captores en el gobierno. Su esposa, la defensora de Derechos Humanos Noura Ghazi Safadi, compartió en un comunicado que fue ejecutado poco después de que fue desaparecido de la prisión de Adra.

Bassel fue un líder, activista y miembro de muchas comunidades de cultura abierta. El tuvo un rol elemental en el desarrollo del movimiento open source en el mundo árabe. Además de su incidencia y contribuciones a la misión Wikimedia -muchas de ellas hechas de forma anónima- el fue líder de proyecto y cabeza visible de Creative Commons Siria, amigo de la comunidad Global Voices, a promotor y contribuyente de Mozilla, y fundador del hackerspace Aiki Lab en Damasco, entre muchas otras actividades.

Poco antes de su detención, estuvo trabajando en una reconstrucción virtual en tercera dimensión de la antigua ciudad de Palmira, en Siria, antes de ser destruida por completo por ISIL en 2016. Su trabajo para preservar, digitalizar y replicar la ciudad antigua se materializó en el proyecto #NEWPALMYRA, una colaboración entre diseñadores 3D, arqueólogos, artistas, curadores, educadores, periodistas, investigadores y wikipedistas.

En 2014 el Parlamento Europeo reconoció a Bassel como un “abridor del internet en Siria y extensor del acceso y el conocimiento en línea a la gente de Siria”. para su lista de Máximos Pensadores Globales 2012, la revista Foreign Policy reconoció a Bassel y a Rima Dali en el lugar 19 por “insistir, contra todos los pronósticos, en una revolución siria pacífica”. El 21 de marzo de 2013 Bassel fue seleccionado con un premio por el Índice de la Censura de la LIbertad de Expresión en la categoría “Libertad Digital”.

Bassel fue conocido en el movimiento WIkimedia por su entusiasmo sin límites y su pasión, que animaba a otros y otras a colaborar, a crear y a conectar el mundo a su alrededor. En 2014 comenzó a escribir con un amigo de manera anónima desde dentro de la prisión en donde estaba detenido. En su primer post en el blog “Yo, en una cárcel siria”., afirmó que el fue detenido por sus escritos y por sus ideas. A pesar de ser peligroso y difícil, su estilo de escritura siempre fue de triunfo porque “el gobierno me quiere callar, pero este blog es la prueba de que falló”. Sus tuits, hechos de la misma manera fuera de línea, nos recordó que “no podemos pelear contra el encarcelamiento sin memoria ni imaginación.”

Como Bassel, creemos en el poder de la escritura, las palabras y la memoria. Cada día cientos de millones de personas visitan proyectos de conocimiento libre como Wikipedia para aprender, recordar y crear, aprovechando la generosidad de contribuyentes del movimiento Wikimedia de todo el mundo. Pero muy pocos de nosotros y nosotras hacemos una pausa para considerar todos los retos que podrían enfrentan estas personas voluntarias. La noticia de la muerte de Bassel es un doloroso recordatorio de que el riesgo y la dificultad que mucha gente puede confrontar en el simple ejercicio del derecho fundamental de compartir y aprender.

Creemos que cada persona debería poder expresarse y compartir libremente. Creemos que ese compromiso con la libertad de expresión, la apertura y la creatividad es un recordatorio de nuestra humanidad compartida, y de la fundación de un mejor mundo. El movimiento global de cultura y conocimiento libre es más fuerte gracias a las contribuciones de Bassel. Lamentamos su pérdida, y nos unimos a su familia, sus amigos y amigas, y comunidades que integró en honrar su memoria. Seguiremos trabajando por los valores que él vivió.

Katherine Maher, Directora Ejecutiva
Fundación Wikimedia